UNIVERSIDAD PROMOTORA
DE LA SALUD

E

l Consejo de Gobierno de la Universidade da Coruña aprobó, en su sesión del 28 de noviembre de 2014, la adhesión de la entidad académica coruñesa a la Red Española de Universidades Saludables.

Este compromiso implica que la UDC tuvo que hacer un proyecto de trabajo que promueve la salud en la cultura universitaria, en sus políticas institucionales, estructura, procesos y planes de estudios, así como la identificación de las necesidades de la comunidad universitaria, áreas de trabajo y estrategias de intervención.

Los centros universitarios, además de ser motor de investigación y formación de los profesionales del futuro, son entornos vivos donde interactúan factores ambientales, organizativos y personales que afectan a la salud y al bienestar. Para considerarse saludable, una universidad debe adquirir un compromiso global de cara a la salud y desarrollar su potencial como agente promotor de la salud, el bienestar y la calidad de vida de los que en ella estudian y trabajan.

Una universidad saludable debe proteger y favorecer la salud, promoviendo conocimientos y habilidades orientados a que los estudiantes y trabajadores adquieran estilos de vida saludables, proporcionando las infraestructuras y espacios necesarios y favoreciendo la socialización y las actividades de ocio saludables.